La caricia

Ahí estaba yo, completamente desnuda.
No sabía a ciencia cierta en qué momento
se mostraría ante mi; solo se que temblaba
por la emoción de ser acariciada por el.
No era un desconocido, sabía cómo era,
a qué se dedicaba, donde nació, donde reside, incluso
su edad; se muchas cosas sobre él.
Me pedía insistentemente ¿Puedo verte?
_ Ya nos vemos. Ves todo lo que muestro.
Me decía. Quiero que solo te muestres para mi.
_ ¡Tengo demasiado miedo!
Me reponía. ¡Miedo de qué! No puedo hacerte daño.
_ Me da miedo traspasar la línea, la propia linea que yo misma me he marcado.
Me insistía. yo solo quiero que veas lo que me haces sentir.
_ No puedo, aún no me siento preparada!
Me suplicaba. Cuando lo estés, por favor avísame!
El silencio se hizo entre ambos;una semana, un mes, el tiempo transcurría…
Aquel silencio se me hacía ensordecedor; lo echaba de menos.
En ese momento comencé a escuchar una bonita canción titulada,
“Kiss and say goodbye” Pensé … _ ¡Que oportuna!
Como solía hacer en ocasiones cuando una canción despertaba mis
sentimientos, me puse a bailar expresándolo con mis movimientos;
al término de esta me di cuenta que lloraba en silencio.
_ Seguro me habrá olvidado;creo es mejor así.
Pero en realidad no es lo que siento; lo echo de menos.
Él me hacía temblar de emoción tan solo con hablarme;que sería
si aunque solo por una vez, dejara me acariciase. Sólo una vez!.
No digo traicionar a mi pundonor, no digo entregarme toda yo,
no digo intercambiar fluidos,ni hacerle expresar lo que dice hace en la intimidad.
Pero … ¿ Porqué te justificas?¿A quién debes rendir cuenta? Nadie es dueño de ti,
excepto tu. No tengas miedo a sentir nuevas sensaciones.
¡Estás viva, o acaso quieres morir en vida!
El hola en la pantalla me creó aquel nerviosismo
que comprendía, un nerviosismo que experimentaba desde lo más profundo de mi ser; algo
nuevo que solo conseguía hacérmelo sentir el.
_ Hola! Yo… pensé me habías olvidado.
_ Lo intenté, pero no puedo! Siempre en todo momento, te tengo en mi pensamiento.
_ Yo … en todo este tiempo he estado pensando en esto que me embarga, y he
comprendido que necesito sentir tu contacto aunque solo sea por una vez y luego me deje
morir en vida. Al otro lado sentí su suspiro.
_ Será lo que tu quieras que sea. Ahora fui yo quien dejó escapar un suspiro.
Ahí seguía yo, esperando verle aparecer…
Cuando hizo acto de presencia, me miró fijamente a los ojos; yo temblaba con todos los
sentimientos que fluían desde lo más profundo de mi ser.
_ Shhh… ¡Será lo que tú quieras que sea! Abrazando mi tembloroso cuerpo me lo acarició.
Lo que sentí fue tan profundo e inmenso que sigo sintiendo sus manos en mi cuerpo cada
noche al cerrar mis ojos. Cada noche lo sueño; su abrazo, su caricia, siempre mía …
P.D:¿Pensamiento, sueño, deseo, hecho? Será lo que yo quiera que sea …

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: