Mr. Beef

Estoy en el AVE con destino a Madrid y reflexiono sobre lo absurdo que es que utilicen el vídeo de Pantomima Full para ilustrar el comportamiento nefasto de algunos que se empeñan en hacernos saber sus miserias a todo el vagón a grito limpio y en ese mismo momento el tío que va delante de mi está vociferando al micrófono de su móvil toda su agenda.

No puede ser verdad. Seguro que ese tío se habrá hasta reído con ese video y ahora lo está protagonizando en directo. Por un momento no puedo concentrarme en la lectura, su discurso se ha clavado en mi cerebro y no puedo procesar otra cosa que no sea una retahíla de insultos y deseos de que lo trepanen o guillotinen.

Me relajo, me concentro de nuevo en la lectura y de pronto me saca de ella una señora que está repitiendo a su marido lo que el empleado le dice en perfecto inglés.

¿De qué va esto hoy?

Me están reproduciendo en la cara un gag de Little Britain; aquél en el que una persona hindú se dirigía a un inglés hablando con perfecto acento británico y el puto guiri racista de mierda siempre le reprochaba que no lo entendía por su acento. El camarero le estaba leyendo la carta en perfecto inglés, como decía, pero la señora le repetía todas las frases. Podría ser que el puto inglés estuviera un poco teniente, pero no, ella no subía el volumen al repetir las frases. Las repetía idénticas una tras otra.

Situación absurda, tras situación absurda, llego a Atocha y veo como un puto gordo está arrastrando su maleta con paso torpe y cojo de una pierna. El tío hablaba animadamente con su acompañante y estaba tan metido en la conversación que se ha empotrado literalmente contra una puerta de vidrio de las que se deberían abrir automáticamente, pero que esta vez no lo ha hecho. Su acompañante se ha descojonado de la situación y al gordo, al agacharse a recoger el asa de la maleta, que se le había caído con el impacto, se le han caído un montón de papeles que llevaba en el bolsillo delantero de su chaleco.

Es un sketch de Mr. Bean, pero éste está más gordo y soy yo, que al recoger los papeles he sentido como se rasgaba mi pantalón por la tensión.

Maldita sea, cuándo voy a perder peso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: