Cuento para no dormir

Aquel invierno los gatitos murieron.
Su madre agonizó durante dos horas en el arcén de una carretera.
Solo uno sobrevivió,
el que no maulló porque sabía que su madre no volvería,
el que conservó sus fuerzas aun sin quererlas.
Una niña lo encontró tembloroso, sucio y en los huesos.
La falta de esperanza del gatito lo salvó.
El exceso de esperanza de la niña lo rescató.

Aquel verano, varios años después de aquel invierno,
la niña murió cuando su madre le dijo que su gato se había escapado,
lo buscó y no lo encontró.
La mujer en la que se convirtió ya no espera nada por nada.
Algunas noches se puede escuchar maullar al gato.

Una respuesta a “Cuento para no dormir”

  1. Que tristeza, que oscuridad me sobreviene.
    Pero de repente veo una luz deslumbrante al final de un largo túnel.
    La niña corre contenta, rápida porque al otro lado escucha el maullar de su gato, si lo reconoce.
    Por fin ambos viven en el lado claro y el gatito maulla de felicidad, tanto que incluso se le oye 😂😂😉😉.
    Con tu permiso me invento mi final.
    Cada uno puede inventar lo que su mente quiera ?????
    ❤️❤️😘😘

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: